Italia.- El papa Francisco aseguró este sábado que la Santa Sede está dispuesta a intervenir frente a la grave crisis de Venezuela, pero “con condiciones claras”.
“Hubo intervención de la Santa Sede bajo pedido fuerte de cuatro presidentes que trabajaban como facilitadores. Y la cosa no resultó. Quedó ahí. No resultó porque las propuestas no eran aceptadas o se diluían. Eran un sí sí, pero no no”, afirmó en declaraciones cuando fue interrogado sobre cómo podría ayudar el Vaticano y él personalmente para “frenar la ola de violencia” en dicho país, que ha dejado hasta ahora una treintena de muertos.
El pontífice se refería a las gestiones de la Iglesia Católica a pedido de los exmandatarios José Luis Rodríguez Zapatero, de España; Leonel Fernández, de República Dominicana; Martín Torrijos, de Panamá; y Ernesto Samper, de Colombia; que no dieron resultados en el pasado mes de diciembre para poner al Gobierno de Nicolás Maduro y a la oposición a dialogar.
“Todos sabemos acerca de la difícil situación de Venezuela, un país que quiero mucho”, reconoció el papa, según reseñó AFP.
“Sé que ahora están insistiendo, no sé bien de dónde, creo que por parte de los cuatro presidentes para relanzar esa facilitación y están buscando lugar. Yo creo que tiene que ser con condiciones, condiciones muy claras”, reiteró.
La diplomacia del Vaticano no ha reconocido ser un mediador en el conflicto entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, sino que se considera como un “facilitador” del diálogo, según explicaron fuentes vaticanas.