Rubén Limardo trabaja para el Mundial de Leipzig

Luego de ganar el Panamericano de esgrima por tercera vez

0
199
Roque Cividanes.
Tras ganar en gran forma el Panamericano de esgrima en espada, celebrado hasta el miércoles en Montreal, Canadá, el guayanés Rubén Limardo, quien se subió a lo más alto del podio en esta competencia por tercera vez en su carrera, se mostró contento con el logro, aunque su meta última es el Mundial de espada, que se llevará a efecto en un mes en la ciudad alemana de Leipzig.
El Campeón Olímpico de Londres 2012, derrotó en la gran final del evento, al colombiano Jhon Rodríguez, en un infartante combate que cerró 11 a 10.
Para revalidar lo hecho en El Salvador 2009 y en Chile 2015, el nativo de Ciudad Bolívar venció 15-6 al puertorriqueño Héctor Maizonet, en ronda de 32; en octavos 15-10 al estadounidense Jason Pryor; por 15-3 al argentino Jesús Lugones, en cuartos, y en semifinales 14-7 a Benjamin Bratton, de Estados Unidos.
-¿Cómo estuvo el camino hacia lo más alto del podio?
-“Al inicio, indicó, estuve un poco presionado, tenso, pero luego comenzamos a trabajar la táctica, la contraofensiva, siempre haciendo un poco de presión y sabiendo esperar el momento para conseguir los puntos”.
-Ahora pude retomar la esgrima que hacía tiempo atrás, que era lo que estaba buscando y por suerte me salió en esta campeonato Panamericano y eso me pone contento, primero por el resultado que le da un empujón a todo el equipo y porque es el tercer campeonato Panamericano que ganó”.
-¿Técnicas nuevas para resultados viejos o sencillamente están volviendo junto a Ruperto Gascón a las técnicas y tácticas que les dieron resultados hace unos años?
-“Bueno, nos señaló, hicimos muchos ataques con flechas pero en el tiempo justo, cerrando la distancia, bloqueando las preparaciones de los contrincantes y la verdad es que “nos salió al pelo”, como nosotros queríamos”
-¡Cómo estuvo el nivel en la competencia este año?
-“El nivel del Panamericano en espada siempre ha sido fuerte, señaló Limardo, con los norteamericanos, los canadienses, los argentinos, los colombianos, los cubanos…el cubano que vino esta vez fue el campeón del año pasado…es la competencia que más nivel tiene, porque prácticamente todos los atletas que vienen se están preparando en Europa y hacen casi todo el circuito mundial”.
-Aprobado este examen del Panamericano, ¿Qué viene ahora para Rubén Limardo y el equipo?
-“Ahora viene mucha preparación…nos queda un mes para el Campeonato Mundial de Leipzig, en Alemania y eso es lo que tenemos en la mira en este momento, pues es nuestro objetivo principal…antes del Panamericano también estuvimos haciendo unas sesiones de preparación, de técnica, combates dirigidos para cinco, para quince y también por equipos, tres contra uno…algo muy parecido a los equipos en competencia, todo ello con la supervisión del profesor Ruperto Gascón, trabajando la técnica y haciendo nuevas cosas, pero sobre todo marcando el ritmo del combate, poniendo énfasis en la velocidad, para poder desarrollar la técnica adecuada en la rapidez y poder hacerlo en la dificultad, para que todo fluyera de manera real en un combate y no esta vez, yéndonos a lo estrictamente técnico como solemos trabajar”.
-¿Qué tal el resto de la familia Limardo Gascón en la competencia, habida cuenta que Jesús fue el segundo venezolano mejor ubicado, tras llegar a cuartos de final, donde perdió con el brasilero Camargo?
-“Bueno, Jesús casi se metió entre los cuatro finalistas, lástima que por un error táctico se le fue el combate contra el brasilero por 15 a 13, pero lo importante es que han crecido muchísimo en cuanto al nivel de esgrima y su madurez…todavía les falta, pero ese es el camino que ellos deben recorrer para tener el éxito”.